Una de las cosas que más me gustaba hacer en Seúl era caminar a lo largo del río Han. Podéis encontrar algunos parques que os permitan aislaros de las aglomeraciones de la ciudad. También, os podéis encontrar algunas muestras maravillosas de arte callejero como ésta de la foto y durante la primavera podéis hacer un picnic en los parques que hay mirando al río mientras coméis pollo frito y bebéis cerveza. Es, sin duda, una cosa que tenéis que probar si estáis en Seúl.

Share: