Lo siento si he estado un poco desaparecida pero es que estoy malita con un resfriado que no se va. El otro día me acordé de que tenía la mascarilla Believe Me Heating Mask Sheet de The Saem en el cajón y pensé que ahora sería el momento perfecto para probarla.

🔥Realmente esta mascarilla no es como ninguna otra que haya probado. Es una mascarilla que se calienta sola y que promete abrir los poros y promocionar hidratación a las capas más profundas de la piel.

Mi veredicto: esta mascarilla se calienta una vez que se pone en contacto con la piel, pero no os preocupéis porque no os va a derretir la cara. Ni siquiera os va a irritar la piel.
Una cosa que me sorprendió es que la esencia era muy pegajosa. Me recordaba a las mascarillas caseras de miel. . It kind of reminded me when I do a honey DIY mask. La mascarilla casera de miel es cuando me pongo una buena ración de miel en la cara y se queda asquerosamente pegajosa. (Truco: ni se os ocurra probarlo cuando haya Isis cerca 🤔).

Se recomienda enjuagar la esencia después de la aplicación de la mascarilla. Y porque es extremadamente pegajosa, se puede usar un tónico y un algodón para eliminar los restos de producto o simplemente enjuagarlo con agua.

La mascarilla se adaptó perfectamente a mi cara y la fragancia era muy agradable. Además, dejó mi piel muy hidratada, pero lamentablemente no vi mucha mejora en los poro. ¿La volvería a comprar? Creo que es una mascarilla que definitivamente merece la pena probar porque es bastante única (textura pegajosa, sensación térmica) pero no estoy muy segura de si volvería a comprarla ya que hay otras mascarillas en el mercado que, creo, tienen mejores ingredientes.

Share: