En el mismo instante en el que vi el “Fruit Brunch Lip Box (edición tomate)” en la tienda de Skinfood supe que tenía que ser mío.

Este producto me recuerda a las cajitas de bálsamos labiales que tenía cuando era pequeña. También se da un aire a las cajitas antiguas de metal para caramelos.

El Brunch Lip Box es básicamente una cajita para cuidar los labios que incluye dos barras de labios y un brillo, y que deja los labios hidratados y brillantes.

Mi veredicto: me encanta lo practica que es esta cajita. Es pequeña pero incluye un espejo, un pincel para labios, 2 pintalabios y un gloss. Es muy conveniente para llevar contigo en el bolso.

El primer pintalabios es de un bonito color coral con acabado mate, mientras que el Segundo es un rosa con un su tono naranja. El gloss tiene un color rosa fuerte.

Todos los colores quedan bastante naturales y ligeros. Los puedes usar separadamente o incluso los puedes mezclar para crear tu propio color. Es una paleta bastante apropiada para ir al trabajo porque no dan un aspecto dramático pero sí que favorecen bastante. Tengo que decir que no suelen durar mucho, así que hay que retocarlos con frecuencia.

Todos los pintalabios son inodoros y no tienen ningún sabor, algo que yo personalmente agradezco.
Sin embargo, una cosa que me desagradó de este producto fue que la textura de los tres pintalabios es bastante pegajosa. Bueno, supongo que la ventaja que tienen es que son bastante hidratantes. ¿Lo volvería a comprar? Sí, pero creo que ya no está a la venta y que Skinfood ha lanzado un lip and cheek trio en su lugar, otro producto que no me importaría probar.

Share: